EKKLESÍA como válvula de escape.

Esta semana, como reflexión de la anterior, me he permitido dejar a un lado lo que pretendía para compartir mi opinión sobre Ekklesía, ambicioso proyecto presentado por Nou Campanar como monumento fallero.

Con un aspecto industrial, la estructura ha escondido una recuperación patrimonial con forma de azulejos Nolla en la superficie. Un sector social no ha sido consciente de ello, imagino, y se han dedicado a ha criticar viendo cómo se desplomaba o calificando de ridículo el trabajo defendido por el arquitecto Miguel Arraiz y el artista plástico, David Moreno.

Esta recuperación patrimonial y cultural obvia, junto con la esencia de lo que supone una intervención en el espacio público es lo que sin duda, deja en evidencia una sociedad valenciana que, no es que no entienda, sino que no pretende entender nada de lo que ocurre a su alrededor.

“La ciudad tiene mucha actividad, una nueva forma de hacer las cosas que parece que ha de vivir ajena a las fallas. Movimientos vecinales, creativos o participativos. Queremos que el propio monumento sea un lugar para el debate y el conocimiento de Valencia, un lugar de encuentro y activo”

(MIGUEL ARRAIZ)

Yo, me considero valenciana y fallera, me gusta el ambiente, la música y todo lo que esos días se respira (a excepción del aceite requemado en las esquinas). Sin embargo, la ciudad somos todos y considero que dentro de este proyecto, la alternativa es la válvula de escape para confiar en la diversidad.

Y es precisamente en el proceso creativo donde la alternativa queda resuelta, sobre lo nadie se informa, lo que nadie comenta. Las 96.000 piezas fueron realizadas por miembros de distintas asociaciones y colectivos del barrio de Campanar y alumnos de colegio, pero también por niños en riesgo de exclusión social y pacientes de la Casa Ronald McDonald de Valencia. Sin ninguna duda, un proceso creativo integrador y participativo, algo que resulta tan esencial hoy en día que parece ridículo lo comentado estos días.

De todas formas, y sincerándome, yo no sabía quién había realizado las piezas, no tenía ni idea de cómo se había llevado a cabo el montaje pero lo que sí entendí desde el principio es que no se trataba de una estructura sin más. Eso se sabe.

Imagen valenciaplaza.com

Imagen valenciaplaza.com

Quizás he tenido la cabeza demasiado inclinada hacia ciertos ideales pero, en todo momento lo concebí como una instalación, una intervención con la que se podía interactuar, y no 50 ninots que para ver de cerca tienes que pagar cuatro euros.

Ekklesía, y de ahí su nombre, es y fue un proyecto social, una construcción participativa, de la misma forma que tendría que configurarse nuestra sociedad, nuestro sistema democrático. Un lugar de encuentro que invita a reflexionar.

«No queremos que todas las fallas sean como la nuestra… pero imagina que hubiera 50 fallas así. Valencia podría convertirse en el mayor festival de arte público del mundo, atraer a otros públicos y también a otro tipo de patrocinadores. Defendemos una oferta plural»

DAVID MORENO

Para terminar, quedando quizás como una ida, quisiera hacer referencia al desplome del monumento. Algo que para mí significó todo, justo el día que se acababa, pocas horas antes de que se quemara. Fue sublime saber que la instalación caía sola. La improvisación natural quiso que se cayera justo en un instante preciso. Y así fue. Efímera.

Imagen de portada: noelarraiz.com

Comparte esta entrada en

2 Comentarios

  1. Va ser una experiència única la que ens va oferir “Ekklesia”, tant de dia com de nit. Segur que vos resultarà interessant descobrir l’espectacle audiovisual que tenia lloc cada nit sobre la Falla. Ací vos el deixe en video ;)

    Espectacle nocturn Ekklesia Nou Campanar 2015

  2. Moltes gràcies, malalt de falles.
    L’experiència és l’únic que no se’n va mai de nosaltres…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>